emprender

Reiniciar

Así terminaba mi anterior post, y así sucede en general antes de empezar cualquier etapa. Al iniciar este curso, tengo la sensación de terminar una etapa transitoria, que por cierto como casi todas las etapas, no tenía esa vocación transitoria al inicio.

Read more »

Radar AENA en Paracuellos de Jarama (Miramadrid)

Paseo del Radar, Paracuellos de Jarama (Madrid)

Se cumplen ya 20 meses del inicio de operaciones de la empresa que creé principalmente para dar soporte al desarrollo del proyecto TecnoTribu.com. Una aventura apasionante... pero demasiado lenta hasta ahora...

Es pronto para precisar las razones de la falta de concreción del proyecto, pero han influido factores como una carencia de recursos humanos adicionales, dedicación compartida con actividad de consultoría, y un par de cambios de rumbo en el desarrollo. TecnoTribu toca aspectos delicados relacionados con la seguridad e identificación de los menores en internet, y evidentemente no se puede sacar una "beta" a la ligera, o al menos tal como lo entiendo, con unas mínimas garantías.

Un producto nunca está terminado del todo, su ciclo de vida y la demanda del mercado, implica ajustar y modificar constantemente su formato. Pero la rentabilidad durante su vida útil, no permite tampoco estirar demasiado la fase de creación, y menos cuando no se tiene el "tiempo suficiente" (léase fondos).

Me planteé este proyecto como una "lean startup", o incluso como una "ultralight" o "low cost" startup, ya que no quería ir por la senda de la inversión especulativa. Otro día comentamos aquello de emprender a los 40...
Quería validar primero el modelo de negocio con un prototipo funcional que pudiera escalar con financiación posterior. Llevo trabajando desde el 2006, muy de cerca, en redes sociales de internet, como para saber que a pesar de tener un modelo novedoso de negocio pensado para TecnoTribu, aún es necesario ensayar, probar.. y equivocarse hasta dar con la ecuación adecuada. Todavía se está redactando el manual de rentabilidad en redes sociales, y cada tribu digital se monetiza de forma diferente.

No es un "season finale" para TecnoTribu, ya que hasta ahora sólo se está trabajando en el "episodio piloto". El proyecto seguirá avanzando de otra manera. Sin embargo, el tiempo transcurrido impone una reflexión personal que me lleva a identificar otras opciones.

Alguien dijo que el tiempo es dinero, y por ello aparto este proyecto de mi foco principal; por razones de tiempo y financieras. Mi trayectoria profesional sigue su curso y voy a evaluar otros proyectos (propios y ajenos) con los que volcarme.

Mi radar personal se pone en marcha.

20 Noviembre 2009: ha sido la fecha elegida para activar nuestro proyecto TecnoTribu. Era el Día mundial de la infancia, el 50º aniv. de la declaración de los derechos de los niños, el 25º aniv. de la fundación del SETI y de otras fechas señaladas. Sin embargo hemos elegido ese día porque era el 40º aniversario de la ocupación pacífica y reivindicativa de indios nativos americanos de la isla de alcatraz en San Francisco.

La proclamación de alcatraz (en español) redactada en noviembre de 1959, estaba cargada de ironía y de buenas intenciones, pero sirvió como llamada de atención a la sociedad sobre la situación de exclusión de esas tribus nativas. Cuando visité el parque nacional de la prisión de alcatraz, en abril 2009, aprovechando el viaje a la Expo Web 2.0 en San Francisco, me impactó tanto la isla como su historia. Todavía quedan pintadas de aquella ocupación que por cierto fue toda una metáfora: una prisión como símbolo de libertad...

Esta historia inspiró nuestra declaración de los niños y jóvenes de todas las tribus, que también supone para nosotros una declaración de intenciones y la descripción de la misión de TecnoTribu. Es lo que nos piden nuestros hijos, y también es el territorio digital que queremos para ellos.

 

No sé exactamente cuando nació la idea de TecnoTribu. De hecho, parece que algunos proyectos se van fraguando poco a poco y son realmente la expresión de una serie de circunstancias, sobre todo los proyectos vitales (un viaje, un cambio, un emprendimiento). Esta iniciativa se puede considerar familiar.

El dominio tecnotribu.com se creó en diciembre de 2004 en principio para no tener que cambiar de dirección email cada vez que se cambiaba de proveedor de teléfono o de trabajo. Empezamos a crear un espacio privado donde poder intercambiar información privada con nuestra familia. La idea de extender el modelo para otras familias fue cogiendo forma, especialmente en 2007 cuando Nieves lo desarrolló por unos meses a tiempo completo (estuvo en Iniciador Madrid de oct. 07, es la del centro de la foto). Después la falta de tiempo por compromisos profesionales de ambos, supuso dejar el proyecto en suspenso. Durante el 2008 empecé a desarrollar a ratos la plataforma y algunas ideas, especialmente con el CMS Drupal, pero han sido las aportaciones de dos nativas digitales (nuestras hijas: 10 y 12 años) las que nos han inspirado especialmente. Como explicaba hace justo 8 meses, llegaba el momento de prestar la atención y los recursos necesarios para desarrollar TecnoTribu y emprender un proyecto empresarial.

 

Activamos hoy el registro público de usuarios y la primera fase del proyecto. 

Podríamos definir TecnoTribu como una red social familiar  o una red social para niños, pero el tiempo y los usuarios lo decidirán. El desarrollo y soporte se realiza a través de la sociedad Tecnotribu Marketing Tribal SL que se especializa en consultoría y desarrollo de redes sociales.  

Hemos optado por no dejar que los usuarios puedan crear contenidos hasta que su identidad esté verificada. Toda una "magnífica" barrera de entrada en internet, pero responde a nuestro compromiso de crear un espacio lo más seguro posible para nuestros menores. El paso siguiente, será pués lanzar nuestro certificado de identidad, que permitirá crear contenidos privados y conectarse con amigos.

 

Lo consiguieron porque no sabían que era imposible 
Jean Cocteau