trabajo

Esta semana (18/23 julio 08) "Mercado del Trabajo" publica un dossier completo sobre el "business networking" con referencias a Viadeo, y también me invitaron a redactar una tribuna de opinión, que enfoqué a los que buscan empleo con internet.

"La búsqueda y la selección de personal ha evolucionado profundamente con el uso generalizado de internet, aunque al final sólo se trata de usar canales de comunicación ya conocidos pero mejorados y potenciados por las posibilidades de la Red. Hoy en día, es el turno de las redes sociales que se presentan como un nuevo punto de encuentro entre reclutador y candidato.

Antes de la era internet, aproximadamente hasta los años 90, el candidato redactaba sus cartas manuscritas y enviaba sus currículums por correo postal a departamentos de personal en empresas o a consultoras de selección. El reclutador usaba los anuncios de clasificados en prensa escrita para dar visibilidad a sus vacantes, y el cazatalentos utilizaba su agenda de contactos, tarjetas y teléfono para localizar el directivo adecuado. Por otra parte, de todos es sabido que una parte importante de los puestos sencillamente se cubren por recomendación de conocidos, lo que técnicamente se llama ‘cooptación’ y coloquialmente ‘por enchufe’.

Con la llegada del correo electrónico, la comunicación entre reclutador y candidato se hizo más rápida y económica. Hoy, hemos pasado al extremo opuesto, ya que esa facilidad de envío ha pervertido la herramienta y los reclutadores redirigen a sistemas de registros on line para poder gestionar la enorme cantidad de información recibida. Los portales de empleo on line son ya inevitables y desde luego cada día son consultados tanto por candidatos en busca de trabajo como por empresas para difundir sus vacantes. Un click separa un currículum de la oferta y la gestión on line de candidaturas facilita la labor del reclutador.

¿Pero qué fue de los cazatalentos en la era internet? Básicamente siguen haciendo lo mismo, gestionar su red de contactos y localizar pro-activamente posibles candidatos. Sin embargo la aparición de redes sociales profesionales online como Viadeo se ha convertido en su nuevo terreno de operaciones. A diferencia de un portal de empleo, los usuarios de esas redes son profesionales y directivos en activo que usan su perfil y su red de contactos para ganar notoriedad, buscar recomendaciones e identificar oportunidades de negocio. Estos usuarios no buscan trabajo en un 95 por ciento de los casos, pero al igual que en la vida real, un profesional visible y que destaca en su actividad, es susceptible de ser contactado por un headhunter o seleccionador de personal.

Cuidado, las redes sociales de ocio como Facebook o Tuenti, son el destino natural de los internautas más jóvenes, y el lugar donde colgar fotos, hacer amigos, etc... Tal como publicábamos en nuestro estudio sobre NetRep(Reputación en Internet, ), es conveniente cuidar su imagen pública online porque puede ser vista también por un futuro empleador. La mejor manera de cuidar su Identidad Digital Profesional consiste en mantener un perfil de usuario en una red profesional como Viadeo, y crear una red de contactos exclusivamente profesional y de confianza, que nos acompañará en toda nuestra carrera, ... incluso cuando busquemos un nuevo trabajo."

Siempre que he podido, he incluido en las estructuras en las que he trabajado a estudiantes en prácticas. Salvo en algunas excepciones, la experiencia siempre fue positiva desde mi perspectiva y creo desde la de ellos.
El error que cometen algunas empresas es considerar el becario como una mano de obra estándar barata, e incluir su aportación de forma destacada en el ciclo de producción. Otro error por el contrario es desaprovechar su valía y otorgarle un papel de mero observador.

En una situación ideal, un estudiante en prácticas o joven profesional que quiere ser becario, debe asumir ese periodo como una transición entre su etapa de formación y el mundo profesional. Aprenderá y podrá tener la oportunidad de crear sus primeras experiencias laborales. Por otra parte el empresario debe asumir la naturaleza y procedencia de esta persona, definiendo una misión adecuada a su formación donde podrá aprender y aportar (idealmente a partes iguales). El empleado que debe ser designado tutor, será el que asumirá las responsabilidades, obteniendo de paso una experiencia adicional de management y liderazgo.

Creo en la responsabilidad social de una empresa y en la obligación de participar en los ciclos formativos y en la educación profesional. Con respecto al siempre polémico asunto de la retribución de un becario, difícilmente todos salen satisfechos. En regla general la retribución suele estar de acuerdo con el tamaño de la empresa, cuanto más grande más recursos. Es importante tener en cuenta que un periodo suele contarse en semanas o meses, y en regla general no suele ser rentable para el empleador invertir demasiado en ello. Cada vez más empresas se interesan particularmente en los estudiantes de último curso, porque hacen de las prácticas un semillero que se convierte en un auténtico proceso de selección.

Esta semana, saludamos el paso de Adrien en Viadeo España que ha durado casi 4 meses, con el que hemos trabajado intensamente, aprendido mutuamente y también hemos pasado buenos momentos. Lo dicho, si se integra con responsabilidad, la experiencia de contar periódicamente con becarios en los equipos, es una experiencia refrescante y mutuamente positiva. Por cierto, si estás interesado en hacer tus prácticas Viadeo, visita este enlace.

No sé si es general, pero me da la sensación que es más fácil encontrar becarios internacionales que españoles. ¿Se trata de una diferencia entre los sistemas educativos o en las mentalidades?